LOS 4 PILARES del Destino representan una forma de estudiar e interpretar el presente y el futuro de las personas, según el calendario solar.

LOS 4 PILARES simbolizan un árbol con sus raíces, troncos, ramas, flores y frutos.
Su análisis nos revela el camino probable que seguirá nuestra vida, nos ayudará a sobrellevar situaciones no favorables o nos guiará cuando no sepamos qué dirección tomar.

Nos enseña la tendencia de nuestras relaciones familiares, de pareja, laborales, nuestra profesión ideal, nuestra relación con la riqueza, los desafíos con los que tendremos que enfrentarnos a lo largo de nuestra vida. Y sobre todo nos enseña cómo aprovechar al máximo nuestros ciclos favorables y debilitar los ciclos menos favorables, equilibrando nuestra energía.


El método utilizado para el estudio de LOS 4 PILARES es parecido a una predicción meteorológica.
Se reúne información correcta y con ésta información se crea una predicción con la que evaluamos la probabilidad de ciertos eventos, reunimos datos partiendo del año, mes, día y hora de nacimiento.
Calculamos la estructura elemental de la carta de la vida, basándonos en 5 elementos: tierra, metal, agua, fuego y madera, junto con la relación que existe entre ellos.
Según la fecha de nacimiento, se obtiene una disposición de elementos para cada persona.
El diagrama o carta obtenida, forma la base que nos da la información para su interpretación.
Calculamos también los elementos adicionales que provienen de diferentes periodos de suerte de un año o de 10 años.
Podemos crear un cuadro o imagen cuando observamos la interacción de los elementos en las diferentes partes del estudio.

El propósito de LOS 4 PILARES es presentar un estudio de futuro para asesorar y guiar al individuo y hacer que en él, tengamos conciencia de nuestros momentos positivos y posibles periodos negativos.
Con el estudio de LOS 4 PILARES, proponemos armonizar y equilibrar estos elementos, eligiendo los que nos son favorables y evitando los que están en demasía o nos pueden ser perjudiciales.

LOS 4 PILARES revelan nuestro destino pero a pesar de ello, tenemos libre elección para seguir un camino u otro.

EL PILAR DEL AÑO
Representa nuestros antepasados y la sociedad en que vivimos.
EL PILAR DEL MES
Representa la relación con los padres.
EL PILAR DEL DIA
Representa a uno mismo y la relación que tenemos con nuestra pareja, o nuestros gustos.
EL PILAR DE LA HORA
Representa la relación con nuestros hijos o personas que trabajan para nosotros o están a nuestro cargo. También significa la etapa final de nuestra vida.

Cada pilar consiste en dos elementos.
El primer elemento es llamado “Los Diez Troncos Celestiales” y puede contener:
Madera yang, madera yin
Fuego yang, fuego yin
Tierra yang, tierra yin
Metal yang, metal yin
Agua yang, agua yin.
El segundo elemento es llamado “Las doce Ramas Terrestres” y puede contener:
Rata, Buey, Tigre, Conejo, Dragón, Serpiente, Caballo, Mono, Gallo, Perro y Cerdo.

Los 10 troncos celestiales representan el ciclo de transformación del Qi durante un año.
Las 12 ramas terrestres representan ubicaciones y por lo tanto nos definen el tiempo.

SOLICITE SU ANALISIS DE 4PILARES en monica@fsrc.es